No me llames Dolores, llámame Lola

27 08 2009

Las Tecnologías de la información y la comunicación están presentes en nuestras vidas y sin duda, resultan de gran ayuda en tanto simplifican muchas de las actividades que a diario realizamos: el sistema que controla la frecuencia de paso de los autobuses, el cajero automático (que en breve, permitirá operar mediante el DNI-electrónico), la red telefónica, Internet y sus incontables servicios…

Sin lugar a duda, puede decirse que son familiares a todos, incluso a nuestros mayores y sin embargo, muchos medios mantienen la nomenclatura de “Nuevas tecnologías“. Si unas vacaciones de Semana Santa me marché oyendo hablar de pateras que al regreso eran cayucos, y la gripe porcina ahora ha resultado ser A, ¿no deberían tomar nota y actualizarse?