Nos toman el pelo

22 07 2009

Lo comentaba con un compañero de trabajo: si algo pretende la publicidad por encima de todo es embaucar, ofuscar o en román paladino: liar.
Una estrategia recurrente (incluso abusiva) que utiliza la publicidad es la de presentar un conjunto de valores para conseguir justamente ¡los contrarios!.

Mi compañero venía a decir: Apple trata de vender exclusividad, prestancia, sofisticación. Fíjese usted: exclusividad. Sí sí, ha leído bien, exclusividad (pocos y afortunados los que poseen el bien de consumo) y todo esto… ¿para qué? Pues indubitablemente, para vender más.

Es una de esas paradojas que pasan inadvertidas al común de los consumidores.

Anuncios