Origen común

18 07 2009

Visitar un conjunto histórico-artístico de la mano de un teólogo es una experiencia enteramente recomendable. Hace unas semanas tuve ocasión de recorrer las estancias (reales) del Monasterio de El Escorial en compañía de un joven amigo exégeta. Durante la visita de su sobresaliente colección pictórica un cuadro llamó la atención de mi amigo: la pieza representaba a Agar, la sierva egipcia de Abraham, con su hijo Ismael.

Y vio Sara que el hijo de Agar la egipcia, el cual ésta le había dado a luz a Abraham, se burlaba de su hijo Isaac. Por tanto, dijo a Abraham: echa a esta sierva y a su hijo, porque el hijo de esta sierva no ha de heredar con Isaac mi hijo.

Este dicho pareció grave en gran manera a Abraham a causa de su hijo. Entonces dijo Dios a Abraham: no te parezca grave a causa del muchacho y de tu sierva; en todo lo que te dijere Sara, oye su voz, porque en Isaac te será llamada descendencia. Y también del hijo de la sierva haré una nación, porque es tu descendiente. [Génesis 21:9.13]

Es precisamente este pasaje el que narra la génesis de los ismaelitas -descendientes de Ishmael-, 12 tribus en origen, que habitaron Arabia entre Havila, Egipto y el Éufrates.

Tenemos pues, judíos, musulmanes y cristianos raíces comunes y por ende estamos llamados al entendimiento, convocados a la fraternidad.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: